Publicado por en

15 básicos para espacios pequeños

La realidad es que los pisos actuales son cada vez más pequeños. Disponer de un lugar para realizar cada una de las tareas diarias, tener sitio para el almacenaje y mantener el orden sin que la estancia resulte agobiante, manteniendo una imagen bonita y agradable puede parecer misión imposible. Sin embargo, existen muebles y complementos perfectos para hacerte ganar amplitud en espacios pequeños, sin renunciar a nada. Descúbrelos aquí.

 

Sofás cama o modulares

Los primeros permiten disponer de camas extra para las visitas a la vez que hacen la función de sofá; si, además, disponen de hueco para guardar sábanas u otros objetos, serán idóneos. Si no te preocupa el tema de las camas, siempre puedes optar por colocar sofás modulares, cuya composición pueda variar en función del espacio disponible o la necesidad del momento.

sofa cama

Foto: Ikea

 

Escritorios abatibles o baldas a modo de escritorio

Disponer de un pequeño estudio o sala para el ordenador se ha convertido, hoy en día, en una necesidad básica. Si no cuentas con una habitación independiente para ello, siempre puedes optar por los escritorios abatibles o las mesas plegables, que proporcionan un espacio para que guardes tanto el ordenador, como el material de oficina. Otra opción más sencilla es el uso de baldas o estanterías a modo de escritorio.

escritorio

Foto: Bambula

 

Camas nido, empotradas o plegables

Para invitados o para el día a día, las camas nido, plegables o incluso empotradas son una opción perfecta para los espacios más pequeños. Desde colchones escondidos bajo tarimas, en habitáculos de varios niveles, hasta armarios que se convierten en camas. El caso es no renunciar ni a tu comodidad y ni al espacio extra, sea cual sea el tamaño de la estancia.

cama nido

Foto: Kenay Home

 

Armarios empotrados o de estructura al aire

Aprovechar un retranqueo de la pared o cualquier bache estructural y convertirlo en armario supone aprovechar al máximo el espacio y, de paso, igualar visualmente las paredes de la estancia. Si tu dormitorio es realmente pequeño, puedes optar por los armarios de estructura al aire, sin puertas ni paredes, que proporcionan una visión más amplia de la habitación.

armario al aire

Foto: A beautiful living

 

Organizadores para mantener el orden

Para la cocina, el baño o el armario… los organizadores son perfectos para mantenerlo todo en orden: desde bandejas con compartimentos para joyas, complementos o ropa interior, hasta separadores de cubiertos, especieros, barras imantadas para cuchillos, bandejas giratorias y extraíbles para armarios rinconeros, o cajas con divisiones para los productos de belleza. Cuanto más organizado lo tengas todo, menos tiempo tardarás en encontrarlo; además, dispondrás de más espacio y de una visión más limpia y ordenada. Todo son ventajas.

organizadores

Foto: Lonny

 

Mesas extensibles o plegables

Mesas para cenas multitudinarias que se convierten en pequeñas superficies decorativas: pasar de 4 comensales a 10 puede ser fácil con una mesa extensible. Si no cuentas con ese espacio, lo mejor es optar por una mesa plegable, que puedes guardar cuando no vayas a usar.

mesa

Foto: Stadshem

 

Zapateros multifuncionales y decorativos

Empotrado en la pared, en armarios independientes o a modo de mueble auxiliar, como recibidor o simple superficie de apoyo, son algunas de las opciones. Puedes poner el zapatero escondido o a la vista de todos, en el pasillo, recibidor, baño o dormitorio. Mantener el calzado en orden y sin que ocupe mucho espacio puede resultar sencillo, práctico y hasta decorativo.

zapatero

Foto: Alvhem

 

Baldas y estanterías

Indispensables en cualquier estancia, las baldas y estanterías pueden guardar desde fotos y juguetes hasta libros y aparatos de música. Dependiendo de los materiales, las dimensiones y los soportes, podrán soportar más o menos peso. Aprovecha las paredes de tu casa, evita colocar cosas en el suelo y logra mayor sensación de amplitud. Si el espacio es muy pequeño, opta por las baldas voladas o estanterías de colores claros. Los estantes de cristal también resultan ligeros visualmente, por eso están especialmente indicados para baños y cocinas.

baldas

Foto: Apartment therapy

 

Cajones bajo cama o canapés

Zapatos, sábanas, mantas, ropa de otra temporada, libros, fotos o maletas. La parte de debajo de la cama puede ser un maravilloso lugar para esconder cualquier cosa. Elige una cama con canapé, unos cajones con ruedas o simples cajas de plástico y aprovecha el espacio.

cajon bajo cama

Foto: Flexa

 

Mesas de centro elevables o con asientos integrados

Si no dispones de suficiente espacio para crear una zona de salón y otra de comedor, siempre puedes optar por una mesa de centro elevable que, al subirla, se convierta en mesa de comedor. Otra opción son aquellas con asientos integrados que integran los pufs, sillas, sillones o taburetes debajo de la mesa, ocupando exclusivamente el espacio de ésta.

mesa centro

Foto: Kenay Home

 

Sillas plegables o taburetes apilables

No renuncies a las visitas, elige sillas o taburetes plegables y/o apilables. Disfruta de las cenas o reuniones con amigos y familia y ahorra espacio.

taburetes

Foto: Ikea

 

Cestos, cajas y demás complementos de almacenaje

Cajas, cajones, cestas y cestos de cualquier material y tamaño son los mejores aliados para ocultar todo aquello que no quieres que esté a la vista. Desde libros, juguetes, ropa de otra temporada, complementos para el aseo, objetos viejos… todos ellos ocupan demasiado espacio y, en ocasiones, resultan antiestéticos. Guárdalos en cajas o cestos.

cajas

Foto: Lauren Conrad

 

Cajoneras

Las cajoneras, sobre todo si llevan ruedas, con ruedas resultan muy útiles a la hora de guardar cualquier accesorio, sobre todo en el estudio, dormitorio o el baño. En esta última estancia, son un complemento indispensable para mantener los objetos para el aseo a mano. Si, además, tiene espejo, habrás conseguido un espacio extra para tus rituales de belleza.

cajoneras

Foto: Pinterest

 

Carritos con ruedas

En la cocina, para guardar utensilios de menaje o los botes de comida; en el baño, para los productos de higiene; en la habitación del bebé, para los pañales y demás objetos para el cambio de pañal; en el estudio, para guardar las cosas de manualidades, los papeles o el material de oficina. Los carritos con ruedas sirven para todo lo que quieras y más, ¡y los puedes mover por la casa sin problemas!

carrito

Foto: My ideal home

 

Reposapiés polivalentes

Los reposapiés pueden ser un complemento de lo más multifuncional, perfecto para los espacios más pequeños. Así, además de permitirte apoyar los pies, lo puedes usar a modo de mesa auxiliar o como asiento para grandes y pequeños.

 

 

The post 15 básicos para espacios pequeños appeared first on Fotocasa.es Blog.

Source: fotocasa

Deja un comentario